Archivo de la etiqueta: instituciones

Limpiar los establos de Augías

Por Luis Alberto Romero*

250px-Mosaico_Trabajos_Hércules_(M.A.N._Madrid)_05Uno de los doce trabajos que hicieron famoso a Hércules consistió en limpiar, en un solo día, los establos del rey Augías, donde nunca se había sacado el estiércol. Una tarea bastante parecida espera al presidente Macri con nuestro Estado, tan hediondo como aquellos establos. Como ocurrió en 1983 con el “show del horror”, cada día conocemos un nuevo caso de su íntima putrefacción.

La triple fuga mostró la ineficacia y corrupción de las fuerzas de seguridad e inteligencia. Lo mismo ocurre, con menos dramatismo, en cualquier oficina del Estado, ya sea el Sedronar, la Aduana o la Inspección General de Justicia. No hay gobernador que no haya encontrado la caja provincial sin fondos e inmensas deudas no contabilizadas. Las oficinas públicas están tan desmanteladas como rebosantes de empleados, sin tareas ni lugar para sentarse. Las recientes condenas por el accidente de Once recuerdan la mortífera combinación de funcionarios corruptos, empresarios amigos y subsidios. Milagro Sala muestra la formación un mini Estado privado, manejado con autocracia señorial. El aniversario de Nisman nos recuerda otros aspectos, igualmente mortíferos, de esta descomposición estatal.

Los argentinos tenemos un Estado destrozado e inutilizado por gobiernos que así acumularon poder discrecional. Sigue leyendo

Anuncios

Instituciones, Organizaciones y Consensos

Por Sebastián Galiani*

consensoUna sociedad moderna está basada en la especialización. De hecho, esta especialización es, como bien señaló Adam Smith, una de las causas fundamentales de la riqueza de las naciones. Como bien sabemos, para poder obtener ganancias de la especialización, es imprescindible el intercambio entre las partes. Dicho intercambio se basa en acuerdos que se deben hacer cumplir. Si bien, en ciertos casos, las partes involucradas podrían comprometerse a cumplirlos, en general, ello es más probable cuando un tercero impone las normas. Un tercero que implemente las reglas puede moldear los incentivos de las partes de modo que el beneficio neto que obtengan de interactuar sea mayor que el que alcanzarían si no lo hicieran.  Un crédito es un ejemplo claro de esto. Sin la existencia de coerción, ¿cómo hacer para que los deudores repaguen sus deudas? Por lo tanto, una economía moderna necesita de una organización (Estado) que haga cumplir los acuerdos entre terceros.   

Sin embargo, esta capacidad de velar por el apego a las normas, requiere del desarrollo del Estado como una fuerza coercitiva. Lo cual implica que aquellos que manejan el gobierno pueden utilizar la fuerza pública en forma discrecional (y para beneficio propio). Así como el Estado puede proteger los derechos de propiedad también puede violarlos.  Toda sociedad moderna enfrenta este dilema: Cómo limitar el poder predatorio del Estado sin debilitar su capacidad de imponer las normas y defender la libertad del pueblo. Sigue leyendo

¿Qué Leemos?: ¿Por qué fracasan las naciones? Un comentario sobre el libro de Acemoglu y Robinson

Por Jorge M. Streb *

Acemoglu & Robinson

Acemoglu & Robinson

El libro de Acemoglu y Robinson (2012) no ha pasado desapercibido. Su mensaje sobre las causas del subdesarrollo transcendió el marco profesional de la economía e impactó en la opinión pública general. Es un libro muy entretenido de leer por la cantidad de viñetas históricas que contiene, cubriendo todo tipo de épocas y continentes. Arranca con un contraste muy vívido y concreto entre las dos mitades de la ciudad de Nogales, una mitad subdesarrollada en el estado de Sonora, México, la otra mitad desarrollada en el estado de Arizona, Estados Unidos. Esto remite al estilo de La riqueza de las naciones, donde Adam Smith empieza con un estudio de caso, la fabricación de alfileres, para introducir el tema de cómo la división del trabajo aumenta la productividad. Después de reseñar el esquema teórico que sustenta la narrativa del libro, se pone en perspectiva el aporte del libro, antes de pasar a los puntos controvertidos. Sigue leyendo

La épica del relato llegó a la ciencia

Por Hilda Sábato* 

labCon motivo del 55 aniversario de su fundación, el Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Conicet) ha puesto en circulación un video que resume la trayectoria de esa institución. La conmemoración ofrecía la oportunidad de dar a conocer al público la historia del principal organismo estatal de promoción de la investigación científica y tecnológica en el país, mostrar las vicisitudes que atravesó al compás de los vaivenes de nuestra vida política y señalar el rumbo de sostenido crecimiento seguido en la última década. Lamentablemente, esa ocasión se ha desperdiciado, pues el video resulta un ejercicio más de propaganda oficial, que ofrece una visión distorsionada del pasado del Conicet, a la vez que desdibuja el papel de la institución y de los científicos en esa historia. Sigue leyendo

Instituciones, desempeño económico y regímenes de política (Parte 2 de 2)

Por Sebastián Katz* y Guillermo Rozenwurcel**

[Ver Parte 1]

contraste2

Una Taxonomía Posible

No hay dudas de que los recursos naturales presentan características peculiares que los distinguen. Pero así como hay países que sufren su abundancia como “maldición”, el hecho de que para otros represente una “bendición” pone de manifiesto que el problema no son esas peculiaridades sino la forma en que cada sociedad consigue organizar la explotación de esos recursos.

En efecto, así como las situaciones de escasez generan dificultades, los episodios de abundancia (sean producto del descubrimiento de nuevos recursos o de shocks favorables en los términos de intercambio) no son menos problemáticos. Los desafíos son básicamente de dos tipos: productivos e institucionales. Sigue leyendo

Instituciones, desempeño económico y regímenes de política (Parte 1 de 2)

Por Sebastián Katz* y Guillermo Rozenwurcel**

contrasteHace pocas semanas visitó nuestro país Daron Acemoglu -co-autor (con James Robinson) del muy difundido libro Why Nations Fail y actualmente uno de los principales exponentes de la corriente que enfatiza la importancia de las instituciones en el desempeño económico (denominada a veces “neoinstitucionalista”). Varios miembros de Colectivo Económico, junto con un importante número de investigadores y académicos de diversa procedencia, tuvimos la oportunidad de compartir con él una jornada de reflexión y análisis sobre sus propias contribuciones y sus potenciales implicancias para entender el desempeño pasado y presente de nuestra economía.

Resulta difícil resumir en unas pocas páginas la riqueza y calidad de las intervenciones e intercambios que allí se produjeron. Por suerte, los materiales presentados en ese seminario (denominado “Instituciones y Desarrollo Sostenible”) serán reunidos en un volumen de próxima aparición que editarán los organizadores del evento (el IAE de la Universidad Austral, el Centro iDeAS de la UnSAM, UdeSA, el CIPPEC y Fiel)[1].

Estas breves reflexiones, menos ambiciosas aunque tal vez polémicas, pretenden analizar críticamente el modo en que Acemoglu y sus colaboradores visualizan la interacción entre instituciones y desempeño económico. Sigue leyendo

Instituciones económicas en la Argentina ¿Y ahora qué? (Parte 2 de 2)

Por Fernando Navajas*

populismEstas notas reflexionan sobre tres aspectos del caso Argentino reciente. En la primera parte se describió un ciclo de disenso y consenso en cuanto a la importancia de las instituciones en la Argentina. Esta segunda parte se sitúa en el plano de la lectura del proceso experimentado en los últimos 10 años, como una experiencia populista. Finalmente se hace una breve reflexión sobre el legado que este proceso le va a dejar al país y el riesgo de que aún superado este ciclo caigamos en un equilibrio o trampa de baja calidad institucional. Sigue leyendo

Instituciones económicas en la Argentina ¿Y ahora qué? (Parte 1 de 2)

Por Fernando Navajas*

consensoHace 20 años la Universidad de San Andrés agasajaba a una de sus primeras promociones trayendo como disertante destacado al profesor Douglas North, quien por ese entonces recibía el Premio Nobel de Economía por su trabajo en el área de las instituciones y su rol en el desempeño económico. Dos décadas más tarde el IAE de la Universidad Austral acaba de ser el anfitrión de la visita al país del profesor Daron Acemoglu, quien es en la actualidad tal vez el economista más famoso en el campo de economía e instituciones, por volcar las enseñanzas de su vasto material de investigación en un libro de divulgación general (Acemoglu y Robinson, 2012). Pero Acemoglu llega 20 años después en un momento muy diferente. El país viene de transitar una década en donde pasamos del descrédito o relativización de la relevancia de las instituciones económicas (entendidas como un esquema básico de reglas de funcionamiento económico) a un franco deterioro institucional que, en lo económico, tiene ejemplos sobresalientes empezando por las estadísticas oficiales.

Estas notas reflexionan sobre tres aspectos del caso Argentino reciente. En la primera parte se describe un ciclo de disenso y consenso en cuanto a la importancia de las instituciones en los debates. Sigue leyendo

Vamos por las instituciones, o cómo orientarse sin el uso de brújula

Por José María Fanelli *

BrokenCompassTodo el mundo tenía claro, en enero, que el 2013 sería un año “político” en el que las decisiones del gobierno estarían guiadas, básicamente, por el deseo de realizar una buena performance en las elecciones de octubre. El objetivo de máxima era un triunfo contundente que incluso abriera la puerta para la discusión de una eventual segunda reelección. La pregunta fundamental por ese entonces era si el gobierno tendría suficiente “espacio de política” como para maniobrar en la economía de forma de maximizar el rédito político o, al menos, controlar el daño de fenómenos que pueden ser muy dañinos desde el punto de vista electoral, como la persistencia de la inflación, las prohibiciones asociadas al cepo cambiario o la escasa dinámica en la generación de empleo.

La preocupación sobre la falta de espacio de política era ciertamente atinada a principios de año y lo sigue siendo en la medida que las restricciones sobre los recursos y los instrumentos se han ido acentuando. Sigue leyendo