Archivo de la etiqueta: holdouts

Incluyendo Contingencias en la Deuda Soberana: nuevos “CoCos” para Robinson Crusoe

Por Jorge Neyro*

cocosLos defaults soberanos han atraído la atención de la academia y los hacedores de política por sus costos económicos, políticos y reputacionales (Boresztein y Panizza, 2008). Los costos  provienen tanto de las disrupciones causadas por la cesación de pagos como la incertidumbre sobre el resultado de las negociaciones para reestructurar la deuda. Las reestructuraciones de deuda son procesos con altos costos de transacción y una duración de entre 35 y 57 meses (IMF, 2014a). Frecuentemente no contribuyen a mejorar sustancialmente la sostenibilidad de la deuda y son emprendidos en forma tardía, a menudo luego de que los analistas han puesto en duda la sostenibilidad de la deuda y que el soberano ha perdido el acceso al mercado.

La coordinación entre deudores y acreedores en el proceso de negociación no se encuentra institucionalizada a nivel internacional, a pesar de los recientes esfuerzos realizados por Naciones Unidas. Por este motivo, en ocasiones, se vuelve imposible extender los términos acordados con la mayoría al universo de tenedores de bonos (“problema de holdouts”). Por este motivo, luego de las experiencias recientes de Grecia (2012) y Argentina (2001), la International Capital Market Asociation (ICMA) recomendó en 2014 la utilización de un nuevo marco contractual que modifica los mecanismos de acción colectiva y la cláusula Pari Passu para mitigar estos riesgos (IMF, 2014b). Sigue leyendo

Anuncios

El principio del fin del Default

Por Ramiro Castiñeira*

tunelEl nuevo gobierno reactivó las negociaciones con los holdouts que estaban estancadas desde 2014, cuando se agotaron todas las instancias judiciales y Argentina decidió no acatar el fallo adverso. Decisión que no sólo llevó a Argentina a un nuevo default de su deuda externa, sino que la inacción por dos años elevó el costo de la sentencia entre intereses y punitorios. Sigue leyendo

Argentina vs. Buitres

Por Martin Guzman*

Imagen-Argentina-vs-Fondos-BuitresEl gobierno argentino presentó una propuesta para pagarle a los fondos buitres y los otros holdouts que se beneficiaron del fallo del juez Griesa.

La propuesta contiene dos ofertas:

  • Oferta Base: para quienes tengan bonos del país en default pero no cuenten con la medida cautelar dictada por el juez Griesa de acuerdo a su interpretación de la cláusula pari passu, se ofrece un pago equivalente al monto original adeudado más un 50 por ciento.
  • Oferta Pari Passu: los beneficiarios del tratamiento pari passu podrán elegir, como alternativa a la Oferta Base, una oferta con los siguientes términos:

(i) Sobre los títulos que hayan tenido una sentencia antes del 1 de febrero de 2016, se ofrece pagar el 100 por ciento del monto original reconocido en dicha sentencia monetaria menos un descuento del 30 por ciento.

(ii) Sobre los títulos que no hayan tenido una sentencia antes del 1 de febrero de 2016, el país ofrece el valor devengado del reclamo menos un descuento del 30 por ciento.

Ambos descuentos descritos en (i) y (ii) serán reducidos a 27,5 por ciento en aquellos acuerdos de reestructuración preliminares firmados hasta el 19 de febrero de 2016, inclusive.

¿Sería un acuerdo bajo los términos de esta propuesta financieramente conveniente para Argentina? Sigue leyendo

Ésta es la propuesta de Néstor Kirchner, más una propina

Por Juan José Cruces*

PropinaLa mejor forma de comprender el problema de los holdouts es pensar en los álbumes de figuritas de futbolistas que teníamos de niños. De un álbum de 100 figuritas, ya tenemos 93. Si conseguimos las 7 restantes, lo podemos llevar al kiosko, cambiarlo por la pelota y empezar a jugar el partido. Nos faltan las figuritas más difíciles: Messi, Maradona, Masche… Sus dueños pretenden mejor precio que el que en su momento pagamos por cada una de las otras 93 figuritas. La justicia que las autoridades democráticas de la Argentina eligieron para dirimir este tema les dio la razón. Más allá del fastidio que esto pueda causarnos, la decisión conveniente es pensar en el valor de la pelota y en el placer de jugar el partido contra el costo de las siete figuritas. La economía argentina está en recesión hace varios años y este pendiente ha sido uno de sus determinantes importantes. Lo más caro de todo es no arreglar; y desafiar a la justicia que en su momento elegimos. Sigue leyendo

Holdouts: Una propuesta conveniente para Argentina

Por Juan José Cruces*

AcuerdoDesde la decisión de la Corte Suprema de Estados Unidos sobre los holdouts, nuestra economía vive una turbulencia innecesaria que ha dañado al sector productivo y al entorno social. Hago aquí un diagnóstico de la situación y una propuesta para salir adelante.

En este conflicto, nuestro Gobierno ha sugerido dos alternativas: (a) que los litigantes acepten los mismos términos que los holdins, cosa que ellos no desean hacer y es el motivo por el cual están litigando, y (b) que sea el juez quien imponga tales términos a los holdouts, cosa que el juez no tiene potestad para hacer. Aun si nuestro Gobierno hubiese querido ofrecer mejores términos a losholdouts que a los holdins, la cláusula RUFO ofrecida en los canjes previos ha sido un impedimento objetivo para hacerlo de manera segura, de modo que considero prudente la decisión oficial de esperar hasta 2015.

A partir de aquí el Gobierno tiene dos caminos: Sigue leyendo

Dos formas de decir adiós

Por Nicolás Dujovne *

goodbyeLa Argentina terminará en diciembre de 2015 el ciclo populista más largo de su historia. El anterior, transcurrido entre los años 1940 y 1949 culminó de una manera similar al actual: la situación fiscal se deterioró, se aceleró la inflación, el deterioro del balance de pagos produjo el agotamiento de las reservas internacionales del Banco Central y coincidentemente en ambos casos, los precios agrícolas comenzaron a caer. Pero a diferencia de aquella experiencia histórica, el fin del actual ciclo económico coincide con la culminación de un ciclo político: los caudillos no dejan sucesores. Sin reelección y sin sucesor, la Presidente pretende dejar el Gobierno con sus banderas en alto, es decir, manteniendo vivas las causas de la actual crisis económica: el déficit fiscal financiado con emisión, las tasas de interés reales negativas, el cepo, el enorme peso del Estado en todos los rubros de la economía. Sin embargo, el objetivo de mantener el statu quo hasta el final presenta una dificultad: los dólares no alcanzan. Por lo tanto, llegar al 2015 manteniendo los principales rasgos del esquema económico implica elegir entre no más de dos caminos alternativos: o se generan dólares comerciales devaluando y generando una recesión o se obtienen divisas emitiendo deuda. Sigue leyendo

La Posición del Gobierno Argentino frente a los Holdouts

Por Roberto Eilbaum*

Supreme_Court_USAntes de que se expidiera la Suprema Corte de los EEUU, y frente a la posibilidad de que rehusara considerar el recurso interpuesto contra la sentencia que interpretó el alcance de la cláusula pari passu, dictada por la Cámara de Apelaciones (Second Circuit) en la demanda promovida por NML Capital y otros holdouts, el gobierno argentino ya habría decidido que la alternativa del default era el más probable camino a recorrer.

Esta decisión responde a motivaciones políticas y financieras.

La decisión política es la de no otorgar a los acreedores que rehusaron ingresar a los canjes de los años 2005 y 2010 un tratamiento mas favorable que al 92% que si lo hicieron. Sigue leyendo

La pesada herencia económica de los K

Por Juan J. Llach *

sillon-rivadaviaPasó el 30 de julio, y hay preguntas sobre el futuro de nuestra economía que siguen repiqueteando aquí y en el exterior. Se abren interrogantes sobre las consecuencias locales de la cesación de pagos de la Argentina, si puede darse una crisis como la de 2001-02 y, con mirada de más largo plazo, si la pesadísima herencia del kirchnerismo impedirá una recuperación duradera a partir de la transición en 2015.

Estimo que hay consecuencias negativas relevantes de la cesación de pagos, que su intensidad dependerá muchísimo de su duración, que si no se cometen errores adicionales no serán tan graves como a principios de siglo y que, con buenas políticas, la pesada herencia que se recibirá en 2015 no impedirá un desarrollo sostenible. Sigue leyendo