Archivo de la etiqueta: desarrollo económico

¿Qué hay de nuevo en la Argentina post industrial ?

Por Gustavo Svarzman y Ricardo Rozemberg *

Dpost-indistrial-landscapeurante la segunda mitad del siglo XX parte importante del debate sobre desarrollo económico en Argentina giró en torno a la discusión acerca de la mayor o menor aptitud de la agricultura y de la industria para liderar dicho proceso.  Así, mientras que los llamados “industrialistas” abogaban por aprovechar las rentas extraordinarias de la Pampa Húmeda para completar el proceso de sustitución de importaciones –con sus consiguientes efectos en materia de urbanización, y de efectos derrame sobre  el conjunto de la economía-  los “defensores de las ventajas comparativas naturales” criticaban lo que entendían como una asignación poco eficiente de los recursos hacia sectores con ineficiencias crónicas, al tiempo que señalaban los problemas que a mediano plazo se derivaban de la implementación de políticas que desalentaban la incorporación de mejoras tecnológicas en los sectores vinculados a los recursos naturales tradicionales; que eran a su vez los que proveían las divisas que financiaban el desarrollo industrial. Estas pujas, que se materializaron en la implementación a lo largo del tiempo de diferente tipo de medidas de política comercial, fiscal y cambiaria, ocuparon una parte importante del debate económico –y político- de nuestro país entre mediados de los años 30 y mediados de los 70s.

Así, en un mundo en el que el desiderátum del desarrollo y la generación de riqueza era la línea de montaje fordista o la fábrica en la que trabajaba Charles Chaplin en Tiempos Modernos, los servicios eran “el resto de la economía”, agrupando actividades en su mayoría de baja productividad y con escasa dotación tecnológica (y con poco “sex appeal” habida cuenta que no generaban productos físicos o visibles), que existían en tanto y en cuanto se vincularan con la producción de bienes (ej. transporte, seguros, finanzas, etc,.) o con las personas (ej. la peluquería o la escuela).

En cualquier caso, y como resultado de las peculiaridades sociales, políticas y económicas de nuestro país, llevó largo tiempo –bastante más que a algunos de nuestros vecinos- alcanzar un cierto consenso en relación a que el desarrollo del campo y de la industria son de hecho fenómenos complementarios y no contrapuestos. Sigue leyendo

Anuncios

La estrategia de desarrollo debe ser la prioridad

Por Guillermo Rozenwurcel*

local_economic_development_banner_El gobierno que asumirá el 10 de diciembre enfrentará en la coyuntura inmediata un desafío macroeconómico enorme en un contexto internacional poco propicio: agotamiento de reservas, “cepo” para acceder a las divisas y una elevada brecha entre el dólar oficial y el paralelo, fuerte atraso cambiario y de tarifas públicas, alta inflación y una economía en recesión. Afrontarlo con éxito demandará decisión política, pericia técnica y acuerdos entre partidos y grupos sociales heterogéneos. Pero la tarea será estéril más allá de lo inmediato si se espera a corregir los desequilibrios macro antes de definir y comenzar a implementar los lineamientos de una estrategia de desarrollo sostenible e inclusivo a largo plazo. No habrá viento que nos venga bien si no sabemos hacia dónde queremos ir.

La Argentina arrastra una larga historia de fracasos que nos hizo retroceder no sólo en comparación a las economías avanzadas, sino también a las de ingresos medios, sea que el retroceso se mida en términos del PIB per cápita, sea que se lo haga mediante indicadores económico-sociales más abarcativos, como el Índice de Desarrollo Humano que calcula el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD). Sigue leyendo

El campo, la industria y el modelos productivo

Diálogo entre Aldo Ferrer y Gustavo  Grobocopatel*

EL EMPRESARIO ARGENTINO Y LA GLOBALIZACIÓN

INDUSTRIA-CAMPOAldo Ferrer: –El papel del empresario es un tema histórico. Durante mucho tiempo, las condiciones no fueron propicias para la formación de un empresario nacional vigoroso e innovador. Esa idea del ADN del empresario argentino que lo hace especulador ignora que son las condiciones que una sociedad establece para el desempeño de la actividad privada las que determinan el carácter del empresario. Es una construcción política. Por eso es necesario pensar las condiciones para un protagonismo positivo del empresario, porque es uno de los actores clave del desarrollo.

Gustavo Grobocopatel: –Y es una construcción política porque la política afecta la construcción de empresarialidad. Si generás políticas que cambian, los empresarios innovan para resistir. Acá durante años no tuvimos una idea de política económica que trascendiera los gobiernos. Hoy, aumentar la intensidad de los intercambios está relacionado con la construcción de multinacionales de origen nacional, y la Argentina no ha construido eso. Sigue leyendo

Las condiciones para un desarrollo sustentable

Por Jorge Remes Lenicov *

Los resultados económicos en 30 años de democracia

sustentableEl comportamiento de la economía argentina durante los últimos 30 años desde el  restablecimiento de la democracia no ha sido bueno: el país tuvo un crecimiento de apenas 2,7 % anual (1,6 % per cápita) y muy variable: 20 años de crecimiento, 1 de estancamiento y 9 de caída, con períodos realmente conflictivos como fueron la década del ´80 y la explosión de la convertibilidad en 2001. El crecimiento alcanzado estuvo muy por debajo del de los países en desarrollo y también fue algo menor al promedio del de América Latina. La inflación, por su parte, fue la más alta del mundo: 7.000.000 % con una hiperinflación (1989/90) y una deflación (2001); además debieron retirarse 7 ceros a la moneda nacional. La pobreza supera el 25 % y 2,5 millones de personas vive en villas de emergencia, la educación en todos sus niveles empeoró y se agravan los problemas de inseguridad y narcotráfico. No funcionan los órganos de control y regulación, el federalismo se fue desdibujando y el Estado se agrandó pero emporó su funcionamiento. Lo alcanzado está muy por debajo de las expectativas de los argentinos y de las promesas de los dirigentes.

Hay muchas explicaciones para tratar de entender este fenómeno que por su atipicidad se destaca en el mundo. Pero seguramente ocupa un lugar central la actitud de la dirigencia, en particular de la política,  que no ha podido alcanzar un consenso sobre cuáles son los problemas más relevantes que nos aquejan  y sobre el rumbo a seguir. Sigue leyendo

Margen para soñar con los pies más o menos en la tierra

Por Juan J. Llach *

sonando-despierto1 de marzo de 2020. El afortunado Presidente reelecto anuncia metas sociales posibles de alcanzar a fin de año. Menos de un 5% de personas pobres y menos de 1% en situación de indigencia, señales valiosas pero insuficientes por medir sólo ingresos. El Presidente lo sabe y muestra metas, en franco avance, más cerca de los países desarrollados en nutrición y mortalidad infantil y con firmes progresos en graduación a tiempo en la enseñanza media como ya los hubo en comprensión lectora en la prueba PISA del 2019. Menciona el impacto positivo de políticas y programas de gobiernos anteriores, vigentes y mejorados, como el Remediar, el Nacer, la asignación por hijo y el Progresar.

Además de su valor en sí estos logros muestran un país renovado en construcción. Sigue leyendo

Recursos naturales: ¿maldición o bendición?

Por Guillermo Rozenwurcel*

enfermedad_holandesaLa explotación de los recursos naturales ¿puede constituir una plataforma para el desarrollo? Si la respuesta es negativa, intentar aprovechar las ventajas comparativas resultantes de la riqueza natural será contraproducente. Si se responde afirmativamente, la conclusión será la opuesta.

Como casi siempre en economía, no hay una respuesta válida para todo tiempo y lugar. Por un lado, es imposible ignorar que son numerosos los países ricos en recursos naturales que permanecen entre los países de menores ingresos y registran los mayores índices de pobreza, corrupción y conflicto.

Pero por el otro, hay suficientes ejemplos de países que iniciaron el despegue explotando su capital natural y hoy son países desarrollados. Sigue leyendo

Los debates sobre la especialización en recursos naturales y el progreso económico en el siglo XXI

Por Ramiro Albrieu*

harvestsoyHistóricamente uno de los efectos negativos de la especialización en los recursos naturales se asoció al estancamiento en la expansión del producto por habitante. La idea básica reconocía que una estructura económica sesgada hacia los productos primarios era para un país sinónimo de apostar por el caballo equivocado, en tanto se estimaba que era en las franjas industriales donde se concentraban los sectores “especiales”, es decir, aquellos con rendimientos crecientes a escala y con mayores externalidades positivas hacia el resto de la economía. Los contrastes entre la producción de bananas y la de relojes, por dar un ejemplo, eran considerados evidencia suficiente de esta disparidad en la distribución sectorial de la tecnología y las externalidades, sirviendo entonces de base para justificar el proteccionismo en el comercio exterior. Hoy, décadas después, la distinción ha dejado de ser tan nítida (¿hay menos valor agregado en la soja que en la maquila?) y los debates han resurgido. ¿Cuánto se ha avanzado en esta discusión? En lo que sigue resumimos los desarrollos recientes. Sigue leyendo