Smith | Sobre deudas e inflación

“Por medio de esas operaciones [el debasement, la quita del contenido metálico de las monedas a través de las operaciones de reacuñación, N de la R] los príncipes y los Estados soberanos que las llevaban adelante podían, en apariencia, pagar sus deudas y cumplir con sus obligaciones con una cantidad menor de plata de lo que de otro modo hubiese sido necesario. Pero era en apariencia únicamente; porque esto ocurría sólo en la medida en que sus acreedores eran realmente defraudados en una parte de lo que se les debía. A todos los otros deudores en el reino se les concedía un privilegio semejante, y podían pagar con la misma suma nominal de la nueva y devaluada moneda cualquier suma que hubiesen tomado prestada en la vieja. Tales operaciones, por lo tanto, siempre se han probado favorables para el deudor, y ruinosas para el acreedor; y a veces han producido una revolución mayor y más universal en las fortunas de las personas privadas de que las que podrían haber sido ocasionadas por una verdadera calamidad pública”.

FuenteAdam Smith (1776), “An Inquiry into the Nature and Causes of the Wealth of Nations”.

Historial de perlas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s