Keynes | Consecuencias Económicas de la Paz

“A través de un proceso continuo de inflación, los gobiernos pueden confiscar secreta e inobservadamente una parte importante de la riqueza de sus ciudadanos. Por medio de este método, no sólo confiscan sino que lo hacen arbitrariamente; y, mientras el proceso empobrece a muchos, también es cierto que no deja de enriquecer a algunos. El alcance de esa arbitraria redistribución de las riquezas afecta no sólo el sentido de seguridad sino la confianza en la equidad de la distribución existente de la riqueza. Aquellos a los que el sistema les genera ganancias extraordinarias…se tornan “profiteers” (aprovechadores, vale decir, los que ganan excesivamente en una emergencia o calamidad pública; aclaración nuestra), y se vuelven el objeto de odio de la propia burguesía, a la cual el proceso inflacionario ha empobrecido no menos que al proletariado. A medida que la inflación procede…todas las relaciones permanentes entre deudores y acreedores, que forman el fundamento último del capitalismo, se trastocan tan abiertamente hasta perder todo sentido…”.

FuenteJohn Maynard Keynes (1919). “Las consecuencias económicas de la paz”.

Historial de perlas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s