Archivo de la categoría: Palermo

Dos veces nuestra clase política eligió mal

Por Vicente Palermo*

sisifoTodos sabemos que la globalización ha tenido efectos quizás irreversibles, y muy pronunciados, sobre el modo en que se hace política en cualquier país del mundo. No se precisa ir muy lejos para ilustrarlo en la relevancia de las redes sociales en la vida de los ciudadanos y en la forma en que los políticos han tenido que adaptarse a las tecnologías del ciberespacio, un ejemplo patente de la dinámica del capitalismo globalizado. Pero, sin dudas, la dimensión de mayor impacto en la vida política (y no sólo política) ha sido la globalización financiera. Ésta no solamente impuso a los Estados nacionales fuertes restricciones para la gestión político-económica, sino también trastrocó radicalmente la relación entre la política y el Estado, al hacer entrar en crisis antiguos modos de organización estatal y crear otros nuevos (el mundo político no es el mismo con las empresas públicas y las privatizadas; hasta las oportunidades de corrupción son diferentes). Sigue leyendo

A paso firme, estamos destruyendo el Estado

Por Vicente Palermo*

ballAchicar el Estado es agrandar la Nación, rezaba una sentencia tristemente célebre que estábamos obligados a escuchar durante la última dictadura. Hoy día, cuando estamos destruyendo el Estado a pasos agigantados, no puedo menos que recordarla.

Los acontecimientos en Córdoba de días pasados son un ejemplo terrible de este proceso de destrucción que, por supuesto, tiene muchas facetas.
Sigue leyendo

Malvinas: el costo de imponer costos

Por Vicente Palermo*

La efectividad de una política se mide por si es capaz de alcanzar los objetivos que se fija así como por los costos que supone. El propósito de este artículo es discutir con quienes comparten los medios y los fines de la política oficial para Malvinas. La diplomacia argentina se ha fijado un objetivo (podría decirse también que tiene una idea fija) que es el de recuperar las islas por medio del aumento de los costos, para Gran Bretaña y para los isleños, de negarse a negociar la transferencia de soberanía. Para Gran Bretaña esos costos consistirían – como lo sugiere la actual ofensiva diplomática – en profundizar su aislamiento internacional en la cuestión – como es el caso en relación al Mercosur y países de la región. Para los malvinenses, los costos suponen un mayor aislamiento geográfico y otras penalizaciones que afectan su calidad de vida. Aunque las predicciones son siempre imprudentes, creo que esta estrategia va a tener una efectividad nula: Gran Bretaña no ha de sentarse a la mesa de negociaciones, los isleños no van a deponer (más bien todo lo contrario) su disposición extremadamente negativa hacia la Argentina, Gran Bretaña no presionará a los isleños para que modifiquen esa actitud y tampoco resolverá desconocer los vivos deseos de los malvineses de mantener el actual estatus político de las islas. Sigue leyendo