Archivo de la categoría: Fanelli

Argentina: apostando al gradualismo

Por José María Fanelli *

A poco de comenzado el año, el gobierno ha dado a conocer las metas fiscales y de inflación que se propone alcanzar en 2016 y hasta el fin del mandato de Macri. El ministerio de economía informó que en 2016 espera reducir el déficit fiscal primario en 2.3% del PBI (1.5% por reducción de subsidios y 0.8% por reordenamiento del gasto) para llevarlo a 4.8% del PBI. Para los años siguientes se fija una pauta decreciente: 3.3% del PBI en 2017; 1.8% en 2018 y 0.3% en 2019. Con respecto a la inflación no se fijan metas sino bandas. Para este año se proyecta que la inflación se mueva entre el 20% y el 25% anual y que en el segundo semestre sea del 1% mensual. Para 2017 se establece una meta de entre 12% y 17%; para 2018 entre 8% y 12% y para 2019 entre 3.5% y 6.5%. 

En línea con estos objetivos, el Banco Central ha estado reduciendo fuertemente la emisión hasta ubicarla en un 30% bien por debajo del 40%, que era el ritmo al que venía subiendo en la administración anterior. El ministro declaró que para el año se congelará la emisión en los niveles actuales de forma que la misma no supere el 25% de la base monetaria. Una cifra que, de cualquier forma, se ubica en el techo de la banda de inflación. Sigue leyendo

Anuncios

Argentina: La voluntad política, la lógica económica y las correcciones macro que nos esperan

Por José María Fanelli *

correccionesPor primera vez en la historia de una democracia que lleva ya más de treinta años de restaurada se concretó un debate entre los principales candidatos para el balotaje. Se trató de un hecho muy significativo. Particularmente teniendo en cuenta la poca disposición al debate de ideas que caracterizó al gobierno que se termina en unos días, cuya zona de confort no incluyó el diálogo como lo señala el hecho de que la presidenta no brindara conferencias de prensa para evitar molestas preguntas o repreguntas; o que dentro del propio gobierno se evitaran las reuniones de gabinete.

En el plano económico, sin embargo, el debate aportó poco o nada. Sigue leyendo

Argentina: No fue magia … y tampoco va a ser magia

Por José María Fanelli *

magicEl Banco Central no puede parar de vender divisas ante la firme demanda de dólares “autorizados” para ahorristas, importadores y turistas y los requerimientos de amortización y pago de intereses de la deuda –Boden 2015; Bonar X; deudas provinciales–. También está satisfaciendo con empeño digno de mejores causas la demanda de dólares futuros, que por supuesto vende a precios subsidiados. Si bien satisfacer estos contratos –concentrados en el primer trimestre de 2016– no implicará desprenderse de dólares porque se pagan en pesos, sí crean un compromiso de emitir moneda para honrarlos, de forma que el BCRA no sólo está comprometiendo su patrimonio sino, también, la política monetaria del próximo gobierno. Como resultado de todo esto, las reservas declaradas por el Banco Central están en el mismo lugar que hace un año –algo por encima de 27.000 millones de dólares–, lo que implica que la deuda que se contrajo a través del swap chino ya se gastó y que se lo hizo en gran medida para tratar de mantener el dólar subiendo por debajo de la inflación y el flujo de turismo y acumulación de dólares de la clase media por encima de la tendencia.

Este cuadro sugiere que los inversionistas tienen expectativas no ya de que la política monetaria y cambiaria es insostenible –esto se sabe hace mucho– sino de que el cambio de rumbo está a la vuelta de la esquina.

Sigue leyendo

Argentina: el dólar marginal nos recuerda que “el lunes hay que trabajar”

Por José María Fanelli *

lunesEn lo que va del año el gobierno ha venido apostando fuerte. Fiel a la convicción de que la política manda sobre la economía, puso todo el énfasis en el objetivo de llegar a la elección presidencial con el mejor nivel de actividad que se pudiera obtener. La apuesta parecía estar dando frutos razonablemente buenos, pero de manera repentina durante julio las autoridades se pegaron un susto. El dólar paralelo se disparó y obligó a recurrir a medidas ortodoxas como subir la tasa de interés de los plazos fijos y no tan ortodoxas como utilizar los activos de la Anses para intervenir en el mercado y deprimir el valor de los bonos en dólares. Vale la pena echar una mirada algo más detallada a este proceso a los efectos de identificar los factores que actuaron para desanclar las expectativas en el mercado de cambios y las consecuencias de tal evento.    Sigue leyendo

Argentina: Tirole, pero al revés. El cambio en las reglas de juego como política macro

Por José María Fanelli *

reglasLa característica distintiva de la coyuntura es que los desequilibrios macroeconómicos no muestran signos de revertirse y están llegando a un punto en que sus consecuencias –en términos de inflación, recesión y caída de reservas– serán muy difíciles de manejar. Sin acceso al crédito externo, con la recaudación creciendo menos que la inflación y con un gasto público que tiende a expandirse endógenamente con esta última, las autoridades económicas no cuentan hoy con suficientes instrumentos de política. Esta es una de las causas que explica que, cada vez con mayor asiduidad, se esté recurriendo al cambio de reglas de juego para generar instrumentos de política macroeconómica. Un ejemplo paradigmático es la nueva ley de abastecimiento: como la dominancia fiscal impide que se utilice la política monetaria como instrumento para combatir la inflación, el gobierno hizo pasar por el Congreso una nueva ley de abastecimiento que le permitirá ajustar las tuercas del control de precios. Esto genera un nuevo “instrumento de política anti-inflacionaria” al costo de incrementar la incertidumbre. Y, como es sabido, la imprevisibilidad es el alimento favorito de la demanda de dólares para cubrirse de riesgos macroeconómicos. La contrapartida de este aumento de la demanda de dólares es la caída del gasto en bienes, tanto de inversión como de consumo. Así, el cambio de reglas de juego, si bien genera instrumentos de intervención, sólo lo hace al costo de aumentar las presiones recesivas.

Acaba de recibir el premio Nobel de Economía Jean Tirole.Una de las premisas básicas del pensamiento de este autor es que, al diseñar regulaciones, hay que tener en cuenta que los agentes económicos actúan de manera racional y estratégica y, en consecuencia, tratan de anticipar cuáles serán las reacciones del resto de los agentes económicos involucrados, antes de tomar sus propias decisiones. Sigue leyendo

Se supo: en Argentina la década ganada la ganó el consumo

Por José María Fanelli *

gano_consumoEl INDEC dio a conocer las nuevas cuentas nacionales con base en 2004. En todos los países suele ocurrir que al cambiar la base de cálculo se producen cambios más o menos marginales en los valores del PBI, el consumo o la inversión. El problema en el caso de nuestro país es que las diferencias distan de ser marginales: son tan grandes que no resulta exagerado decir que las correcciones que presentó el INDEC cambian de manera significativa la interpretación que debe hacerse de los desafíos más importantes que está enfrentando la economía argentina en la actual coyuntura. Se impone, en función de esto, un breve repaso de las diferencias que resultan más importantes cuando se trata de re-interpretar los datos de la coyuntura a la luz de la nueva información. Sigue leyendo

Tregua cambiaria en Argentina ¿y la guerra cómo sigue?

Por José María Fanelli *

wavewhiteflagDurante el último mes, la tregua que viene observándose desde febrero en el mercado de cambios se ha mantenido. La brecha cambiaria se ubicó en un entorno del 30% y el dólar oficial no se ha movido de los ocho pesos. Así, se logró el ansiado objetivo de llegar al segundo trimestre con una situación cambiaria bajo relativo control, momento en el que una mayor liquidación estacional de exportaciones torna la situación de reservas mucho más manejable. La prolongación de la tregua seguramente habrá tonificado un poco el ánimo de las autoridades. Si bien la base que sostiene la tregua es frágil, las urgencias del día a día son menores que las que se observaban en el tormentoso comienzo de enero, cuando el Banco Central no encontraba la forma de detener el drenaje de divisas.

Pero lograr una tregua no es conseguir la paz. Sigue leyendo

Plan de estabilización o Monetarismo Primitivo en Argentina: he ahí la cuestión

Por José María Fanelli *

primitivoLa coyuntura económica ha adquirido una dinámica vertiginosa. Prácticamente todos los días hay noticias y medidas de gran impacto que sólo esporádicamente se presentan en economías más ordenadas. Un repaso rápido desde que empezó el año: se devaluó el peso cerca de 20%, el Banco Central aumentó abruptamente y sin aviso las tasas de interés y los docentes adelantaron que pedirán más del 60% en las paritarias… Un problema adicional es que las autoridades no logran evitar que se note que sus políticas son meramente reactivas y sin un rumbo definido: se lanzan medidas y se modifican con diferencia de días (como ocurrió, por ejemplo, con la flexibilización del cepo); o se siguen estrategias contradictorias: se continúa emitiendo para financiar el déficit y luego se suben las tasas brutalmente para evitar que la emisión siga presionando sobre la inflación y la brecha cambiaria. Sigue leyendo

Argentina: Caminante, no hay camino…pero algunos caminos son mejores que otros

Por José María Fanelli *

fork-in-the-roadEl gobierno ha anunciado cambios importantes en la conducción económica. A primera vista parece un cambio natural ya que Kicillof en muchos aspectos venía actuando como si fuera ya ministro. Sin embargo, también es cierto que no era el único que decidía. Por lo tanto, pareciera que la cuestión central hoy es hacerse una idea de cuáles de las iniciativas que se venían implementando se mantendrán y cuáles no. Y esto es correcto. Pero tampoco debería perderse mucho tiempo en ese ejercicio. El gobierno puede elegir hasta cierto punto qué camino transitar pero no puede elegir hacia dónde ir: la rapidez con que están cayendo las reservas no se lo permite. Vale la pena, entonces, por un lado, repasar brevemente qué venía pasando y, por otro, analizar por qué los grados de libertad para elegir son nulos en la coyuntura. Sigue leyendo

¿Cuán lejos está el 2015 en Argentina? Los tiempos de la política y el de los relojes de arena

Por José María Fanelli *

sandLa inflación del Congreso en setiembre fue del 2.1% (28% anualizada). El impulso provino en buena medida de los alimentos. Este patrón inflacionario no sorprende dado que el gobierno ha acelerado este año la depreciación del dólar oficial para evitar que la pérdida de competitividad se profundice y ello encarece los alimentos que son bienes transables. La mayor depreciación, no obstante, no ha sido suficiente ni para reducir la caída de reservas –que llegó al impactante valor de 1850 millones de dólares en setiembre– ni para achicar la brecha entre el dólar oficial y el paralelo, que se ubica ya cerca del 70%. Esto tampoco sorprende cuando se considera que el déficit energético de agosto fue de 1200 millones y que la cuenta de turismo sigue con el grifo abierto.

La emisión monetaria no dejó de hacer su aporte. Los requerimientos del tesoro sumaron a la emisión en un solo mes 19.000 millones y no hay perspectivas de que la emisión vaya a suavizarse por este motivo. Se corrigieron el impuesto al salario, las jubilaciones y la asignación universal. Todo muy necesario, pero sin financiamiento. Sigue leyendo