La educación en el debate presidencial ¿Omisión, convencimiento o estrategia deliberada?

Por Edgardo Zablotsky *

debateHace pocos días se llevó a cabo el primer debate presidencial de la historia argentina, con la participación de todos los candidatos a excepción de Daniel Scioli. El mismo se estructuró en cuatro bloques. Esta nota centra su atención sobre uno de ellos: la educación. La homogeneidad en las posiciones esgrimidas por los candidatos frente a la consigna propuesta por el moderador es remarcable. No puede ser producto de una omisión, sino fruto del convencimiento genuino por parte de algunos candidatos y de una estrategia deliberada por parte de los restantes.

Para introducir el bloque, su moderador, Marcelo Bonelli, señaló: “Hay aproximadamente 2.2 millones de chicos en la pobreza. La educación, obviamente en este marco, es algo que permite no solo el desarrollo de los chicos sino igualdad hacia adelante. La educación es una cuestión de bien público. La educación permite equiparar, dar igualdad, permite desarrollar a todos por igual. Ese es el tema que vamos a tratar (…)”. Veamos una cita, siguiendo el orden del debate, de cada uno de los candidatos presentes frente a dicha consigna [1].

Margarita Stolbizer: “Si soy presidenta, voy a convocar no sólo como jefa de Estado sino también como madre a un gran pacto por defensa a la educación pública, porque esa es la garantía de igualdad. Ahí todos entramos y salimos cada vez más iguales”.

Nicolás del Caño: “Mientras siguen degradando a la educación pública, se subsidia a las privadas. La educación no es un negocio. Proponemos una escuela estatal única, laica, gratuita y de calidad”.

Adolfo Rodríguez Saá: “La escuela debe amoldarse a esta nueva circunstancia, la nueva escuela. Tenemos que ir pensando en la escuela, además de gratuita, de laica, de estatal, la escuela digital”.

Sergio Massa: “La igualdad de oportunidades la construye la escuela pública. Abajo del guardapolvo blanco tienen que estar el hijo del escribano del pueblo y el hijo del albañil, buscando igualdad de oportunidades para el futuro”.

Mauricio Macri: “Les hablé de mi compromiso con pobreza cero en la Argentina (…) pero la otra gran pata es educación pública de calidad. Ahí estamos todos de acuerdo. Y entender que esa es la verdadera herramienta que iguala oportunidades. (…) Vamos a adquirir la mejor educación pública de Latinoamérica”.

La similitud en los discursos es evidente. Para los cinco candidatos participantes es la educación pública, no la educación en sí mismo como propuso en la consigna el moderador, el gran igualador de oportunidades.

Si bien cada uno de los candidatos considera que el Estado tiene la indelegable obligación de asegurar la educación de todos los niños, ninguno de ellos explicita que el hecho que la misma sea pública o privada no es lo relevante sino el que todo niño tenga la oportunidad de recibir educación de excelencia independientemente de su cuna.

Es claro que ninguno de los candidatos aparenta coincidir con el Arzobispo de Montevideo, Cardenal Daniel Sturla, quien en abril pasado expresó: “Si ponemos al chico en el centro hay que apoyarlo. Sea público o privado, no importa. Lo que importa es salvar a los chicos concretos porque si no caen en lo que ya sabemos, la deserción escolar y por tanto lo que eso trae aparejado: la droga, la esquina, la cerveza”[2].

El rechazo a la educación privada que los políticos creen percibir en nuestra sociedad posiblemente sea el determinante. De lo contrario, aunque más no sea con fines electorales, sería razonable suponer que algún candidato hubiese planeado en su exposición proponer, por ejemplo, exenciones impositivas a donaciones para ONGs que gestionen instituciones educativas gratuitas, en zonas carenciadas, similares a las existentes en Uruguay, las cuales permiten igualar las oportunidades de niños de familias que viven por debajo de la línea de pobreza. Los resultados académicos alcanzados por los Liceos Jubilar e Impulso en Montevideo, comparables a las mejores escuelas del Uruguay, son clara evidencia de ello[3] [4].

Ninguno de los cinco candidatos lo propuso. ¿Casualidad, omisión, convencimiento genuino o estrategia deliberada? A los fines de responder esta pregunta reportaré evidencia independiente, centrándome en los principales candidatos.

Por ejemplo, a principios de septiembre, Sergio Massa realizó una gira por localidades de la Provincia de Buenos Aires la cual culminó en un encuentro con jóvenes en Olavarría, donde expresó: “La educación pública, gratuita y de calidad es el camino de la Argentina para la igualdad de oportunidades” [5].

Por su parte, el Jueves 8 de octubre, Esteban Bullrich, futuro ministro de Educación de triunfar Mauricio Macri en las próximas elecciones, señaló en su exposición en el VII Foro de Calidad Educativa llevado a cabo por el Proyecto Educar 2050: “La educación estatal es la más importante de todas porque es la que le llega a todos, es la que realmente iguala oportunidades”[6].

Por supuesto, es posible encontrar en la web expresiones similares del restante candidato, Daniel Scioli, quien al inaugurar el Jardín de Infantes N. 904 “Arturo Alvarado” de Brandsen, en Abril de 2013, declaró que “la educación pública y gratuita genera igualdad de oportunidades”[7].

Si ningún político admite lo fútil de esta clase de estrategia, toda propuesta de reforma educativa no será más que mera cosmética. Por ello, retornando a la consigna que prologó el debate, me atrevo a afirmar que bajo este escenario nuestro sistema educativo, sea desde lo público o lo privado, continuará sin generar la igualdad de oportunidades que todo niño merece y vergonzosamente hoy no tiene.


* Vicerrector y Profesor Titular, Universidad del CEMA. Esta nota es una versión editada y extendida de mi columna publicada en Infobae el 10/10/2015

[1] La Nación, “Transcripción Completa del Debate Presidencial,” Octubre 5 de 2015.

[2] El País, “Sturla a Fenapes: Le Estamos Errando si no Ponemos al Chico en el Centro,” Abril 15 de 2015. (http://www.elpais.com.uy/informacion/sturla-fenapes-jubilar-errando.html)

[3]Balsa, Ana Inés y Alejandro Cid, “Evaluación de Impacto de un Centro Educativo Gratuito y Autogestionado en un Barrio de Contexto Socio-Económico Desfavorable de Montevideo,” Universidad de Montevideo, Mayo 2011.

[4]Balsa, Ana Inés y Alejandro Cid, “Advancing Academic Opportunities for Disadvantaged Youth: Third Year Impact Evaluation of a Privately-Managed School in a Poor Neighborhood in Montevideo,” Serie Documentos de Trabajo, Universidad de Montevideo, Agosto 2014.

[5] Frente Renovador, “Massa en Olavarría: Scioli es el Peor exponente de la Educación Pública.”

[6] VII Foro de Calidad Educativa, Proyecto Educar 2050, Octubre 8 de 2015.

[7] BA Dirección General de Cultura y Educación,  “La Educación Pública Genera Igualdad de Oportunidades, dijo Scioli,” Abril 23 de 2013.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s