5 razones para ser cautos sobre la mejora de la economía ibérica

Por Federico I. Poli *

iberica_noche2Los países de la Península Ibérica, unos de los más castigados por la crisis, festejan un suave repunte del PIB y del empleo en el primer semestre del año que les permite cortar con casi 5 años de caída. Sin embargo, hay cinco elementos que llaman a ser cautos al dar por sostenibles estas mejoras y que deberían alejar cualquier tentación de complacencia.

1. Este repunte en el crecimiento ibérico se da, al tiempo que se verifican: 

El regreso de las malas noticias a otros países europeos. La edición del 30 de agosto de The Economist titula “la sensación de hundimiento (de nuevo)”. Italia que muestra una caída interanual del 0,2 % del PIB en el 2do. trimestre y del 1% en el empleo de las grandes empresas en los primeros 5 meses. Francia que no crece y viene incrementando el desempleo en los últimos años. Y el preocupante reciente dato de la potencia europea, el PIB alemán cayó en el segundo trimestre 0,2%. 

Preocupantes tendencias deflacionistas de las economías del Euro (la inflación anual de julio fue de 0,4%) y persistencia en la contracción del crédito a la inversión productiva. El BCE lleva una política a contramano del resto de sus pares. La Reserva Federal en los Estados Unidos y el Banco de Inglaterra han multiplicado sus activos desde el comienzo de la crisis por 3,81 y 4,16 veces, respectivamente; en tanto, el BCE que había multiplicado los activos por 2 en 2012 luego lo redujo hasta dejarlo al nivel del 2007 (Brian Blackstone, Wall Street Journal, agosto 2014). Además, este crecimiento se produce luego de un proceso de devaluación interna (ajuste del gasto público –incluido el social-, caída de salarios y pensiones) que mejoró las exportaciones pero aún no impacta sobre la tasa de inversión, que no da signos de recuperación.

2. El modo en que se está enfrentando el sobreendeudamiento está impactando la salida de la recesión.

En vez de realizar el desapalancamiento en base a licuación, mediante inflación, crecimiento, como lo está llevando adelante Estados Unidos, en España, se está haciendo con reducción del financiamiento neto de crédito. La heterodoxia americana le permite reducir el peso de la deuda del sector privado incrementando el crédito (creciendo desde 2012), en tanto el ajuste clásico europeo recorre el camino desfinanciando al sector productivo y a las familias (en España cayendo desde mediados del 2009, 7,5% anual de variación negativa en 2013). (Banco de España, 2013) 

El ajuste europeo 2007-12 se basó en tres procesos que se autorreforzaron: i) caídas del PIB real de entre 7 y 8% en España, Irlanda y Portugal, ii) los niveles de desempleo más altos de la historia: España 24,5%, Portugal 14,1 % e Irlanda 11,8%, y iii) una, consecuente, deflación salarial impactante (el costo laboral unitario entre 2009 y 2012 se redujo en estos países entre 10% y 40%). (FMI, WEO, 2013)

3. Las proyecciones de mediano plazo no alcanzan a dar una respuesta a los problemas estructurales de desempleo y deuda.

Las proyecciones del FMI de crecimiento del PIB al 2019 no logran resolver ninguno de los desequilibrios que aquejan las economías de la Península Ibérica porque la variación del stock que generan flujos tan insignificantes no alcanza a colocarlos en niveles razonables. En 2019, España, con un crecimiento del 2% anual, soportará un desempleo cercano al 19% de la PEA y una deuda pública que representará 100% del PIB e insumirá 3,6% del PIB en intereses. Portugal, con una tasa de crecimiento de 1,8% anual, tendrá un desempleo del 13% de la PEA y una deuda pública que representará 114% del PIB e insumirá 4,5 % del PIB en servicios de intereses.

4. La Europa del euro está soportando pesadas sobrevaluaciones cambiarias.

Las economías ibéricas todavía mostraban en 2012, respecto al promedio de mediados de los ’90, una pérdida de competitividad de 4,5% y la de Irlanda de 3,4%, mientras Estados Unidos había mejorado en más de 14% (Eurostat). El Euro alcanzó en los últimos meses los máximos de los últimos años en su cotización respecto a varias divisas: 31/12/13 el máximo nivel desde 9/08 respecto al yen, 8/5/14 su máximo nivel desde 10/11 respecto al dólar y el 13/3/14 su máximo nivel desde 1/10 respecto a los 39 principales socios comerciales de la Zona Euro (ECB, julio 2014). Europa no debe olvidar que, muchas veces en la historia, en el altar de las monedas fuertes se ha sacrificado la producción y el empleo de grandes potencias. Recordar la Gran Bretaña de la entre guerra, a la que tan claramente Keynes se refirió en “Las consecuencias de Mr. Churchill”, cuando éste último, siendo Ministro de Hacienda, estableció, en 1925, la convertibilidad de la libra con el oro al mismo tipo de cambio nominal de la anteguerra, sobrevaluando la moneda británica respecto al dólar y las monedas de sus colonias, lo que empujó a su economía a 6 años de recesión.

5. La crisis está dejando una Europa dividida, fracturada.

Los procesos de convergencia en Europa que se habían llevado adelante desde la instauración del euro se han revertido casi por completo. El ingreso per cápita de Portugal y Grecia está por debajo del 70% del promedio de la UE-15 que tenían en 1999 y, en el caso de España, se encuentra apenas encima del 80%, nivel de aquel año (Simon Tilford, Centre for European Reform, 2014). En Europa hay un Norte próspero, de pleno empleo y acreedor y, en el extremo opuesto, un Sur empobrecido, con las más altas tasas de desempleo de su historia, una desigualdad inédita y sobreendeudamiento. Con el agravante de que ese Sur, de los desafortunadamente denominados PIGS (Portugal, Irlanda, Grecia y España), amenaza a ampliarse con Italia y Francia.

Como vemos, cada día aparecen más comprometidas las condiciones internas y externas para que el tibio repunte ibérico sea sostenible e inclusivo. La responsabilidad más que de los gobiernos de España y Portugal recae sobre lo que Europa (Eurogrupo, Comisión Europea, Parlamento Europeo y BCE) haga con su institucionalidad y sus políticas. Si las autoridades europeas no actúan rápido, se corre el riesgo de que se esfumen los logros del más exitoso proceso de integración del mundo: un territorio de paz y equidad, su unidad económica y el mantenimiento de su moneda común. Las tareas pendientes son muchas, pero para levantar estas economías habría que enfrentar, junto con el corte de las dudas públicas y privadas, un tema que, al parecer, ha sido olvidado. Un empresario argentino me dijo, cuándo Argentina estaba aún bajo el régimen de convertibilidad: “los economistas se dividen entre los que entienden el problema cambiario y los que no lo entienden”. En Europa parece que están predominando estos últimos y esta no es una buena noticia para el crecimiento del PIB y del empleo como lo reflejan los últimos datos publicados.

PS: Luego de escrito este artículo, el Presidente del BCE, Mario Draghi, anunció en su discurso de Jackson Hole la necesidad de coordinar políticas más expansivas monetarias (QE) y fiscales (incrementar el gasto en los países que tengan capacidad de hacerlo y en el resto suavizar la consolidación fiscal). A cambio pidió el avance en las reformas estructurales básicamente en Francia e Italia. Este enunciado puede ser, si logra avanzar superando la dura posición alemana y transformarse en medidas concretas, de una importancia similar al “whatever it takes” que pronunció hace casi exactamente 2 años y que permitió evitar la ruptura del Euro y la estabilidad financiera. Abre una esperanza de que se empiece a recorrer un camino que permita escribir una historia diferente a la de estos años, cuyas consecuencias y futuro trata de reflejar el presente artículo. Pero esa posibilidad, sin duda, es materia de otro artículo.


* Economista UBA. Director de Asuntos Económicos de SEGIB. Las opiniones expresadas en este artículo son a título personal, y no necesariamente reflejan las de la Institución.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s