¿Qué Leemos?: Cómo Salimos de Ésta | N. Roubini y S. Mihm (2010)

Por Daniel Heymann *

Como salimos de ésta

Las marcas distintivas de una gran crisis económica son fuertes pérdidas de riqueza y rupturas contractuales a gran escala, que trastornan la vida económica de muchas personas. Así, una crisis anticipada unánime y plenamente es una contradicción en términos. Sin embargo, hay quienes perciben el peligro antes que otros y alertan por adelantado. Nouriel Roubini estuvo en esta posición en la reciente crisis originada en los EEUU. Este libro contiene una discusión de los mecanismos económicos de la crisis, junto con recomendaciones de política, y conjeturas sobre prospectivas internacionales. La variedad de facetas y de tonos del trabajo se refleja en el contraste entre lo sugieren el título en inglés (que vendría a ser “Economía de la crisis”), y el subtítulo de la versión castellana (ni más ni menos que: “Hoja de ruta del futuro de la economía por el experto que predijo la crisis mundial”).

Los capítulos 1 y 2 comentan enfoques analíticos alternativos. Como elementos destacables, la reciente crisis se presenta como integrante de una numerosa familia de episodios, y las referencias teóricas abarcan a clásicos del tema, Keynes y Minsky entre ellos, y también importantes autores previos, como W. Bagehot y J.S. Mill y Marx, que todavía tienen bastante para decir. Roubini- Mihm (R-M) califican a las crisis como hechos recurrentes, más que excepcionales (“cisnes blancos”, en oposición a la imagen de los “cisnes negros” sugerida por N. Taleb). Sin embargo, también aluden, con razón, a las percepciones de que “esta vez es diferente” que suelen acompañar a las burbujas. Aquí aparece una tensión analítica. Las crisis son episodios históricos con especificidades propias, y asimismo manifestaciones de procesos generales. Una vez ocurridas, burbujas y pánicos parecen síntomas de estados de ánimo exaltado; cuando están en curso, muchos participantes pueden ver a sus comportamientos sensatos y prudentes. Estas ambigüedades están marcadas, aunque no resueltas, en el libro. En todo caso, R-M señalan un hecho importante: que las catástrofes financieras no resultan de “un puñado de imprudencias, ni de la euforia de una burbuja especulativa” (pag. 107), sino de una acumulación de presiones a lo largo de la economía.

En pocas palabras: una crisis revela una sobrevaluación de percepciones de ingreso y de riqueza a escala macroeconómica; esto puede suceder (y ha sucedido) en economías muy diferentes y con sistemas financieros muy distintos. El punto queda algo diluido en la por otra parte útil descripción que hacen R-M del desarrollo de los excesos financieros y de la posterior revulsión en los EEUU (cap. 3 y 4). La narrativa de las reacciones de política económica frente a una perturbación que se hacía cada vez más grave de lo esperado cuenta bien cómo se fueron generando decisiones sobre la marcha, y cómo estas se iban apartando de las ortodoxias previas. También es interesante la discusión de los efectos de propagación internacional (cap. 5), donde se enfatiza que no solamente actuaron mecanismos de contagio y difusión, sino que existían importantes fragilidades latentes fuera de los EEUU, en la periferia europea, en especial.

El análisis de las políticas económicas aplicadas en los centros (cap. 6 y 7) remarca la efectividad de las expansiones monetarias y fiscales en la emergencia (aunque luego aprueban los ajustes encarados recientemente en Europa como medidas “duras pero necesarias”), y señala que, de todas maneras, persisten problemas patrimoniales y de repago de deudas por resolver. Como tema general, quedaría pendiente una discusión de qué instrumentos de política se adaptarían al tratamiento de crisis de diferente naturaleza o intensidad.

En las recomendaciones hacia el futuro (cap. 8 y 9), R-M se concentran en sugerencias de regulación financiera, como la modificación de los incentivos a los operadores en el sistema bancario, la standardización de derivados, y la re- introducción de barreras entre segmentos del mercado. No es del caso discutir aquí el poder preventivo que podrían tener medidas de esa naturaleza; de todos modos, R-M indican que seguiría existiendo un potencial de inestabilidades. Al respecto, recomiendan que la política monetaria se ocupe de enfrentar burbujas en los mercados de activos (en oposición a la “doctrina Greenspan- Bernanke”).

Es posible ir más lejos: la sustentabilidad del sistema de promesas contractuales tendría que figurar como prioridad para la política macroeconómica en sentido amplio. Eso implica necesariamente reconocer y afrontar incertidumbres. En los últimos capítulos R-M pasan rápida revista a un gran conjunto de temas abiertos actualmente, como los problemas de endeudamiento remanentes, los desbalances globales en los flujos de comercio y los rebotes fiscales de la crisis. Más allá de los ejercicios de vaticinio como la sugerencia de reformular la composición del grupo BRIC de economías emergentes (excluyendo tal vez a Rusia y agregando a Corea, o Indonesia, o Turquía), queda la impresión de un amplio abanico de eventuales escenarios.

En el libro recurre la imagen de la crisis como un “terremoto económico”. La economía mundial ha registrado lo que se sabía en la Argentina: se está en zona sísmica. Conocemos elementos del mecanismo de los temblores, pero queda mucho por explorar y aprender, en cuestiones tanto de teoría como de práctica. El libro de R-M es una lectura interesante; por supuesto, no cabe esperar argumentos definitivos ni anticipaciones proféticas.


* Universidad de San Andrés y Universidad de Buenos Aires.

Anuncios

Una respuesta a “¿Qué Leemos?: Cómo Salimos de Ésta | N. Roubini y S. Mihm (2010)

  1. Bernardo Diaz de Astarloa

    Hola Daniel y gente de ColEco. En otro orden de cosas, para agendarse, The Social Animal:
    http://tinyurl.com/3bo9zsd

    Slds!
    B.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s